Messenger para niños de la mano de Facebook

12

Hace pocos días, el 5 de diciembre de 2017 para ser exactos, la red social Facebook saltó a la palestra con una novedad que involucra a los más pequeños de la casa. Se trata de la creación de una nueva aplicación que lleva por nombre Messenger Kids.

Haciendo caso omiso a una de sus normas que establece que los menores de 13 años no pueden tener sus propias cuentas, esta aplicación gratuita, que por cierto no incluirá contenidos publicitarios, será supervisada por los padres, quienes de primera mano podrán conocer con quienes interactúan sus hijos sin tener acceso directo a las conversaciones.

Este servicio de mensajería instantánea, que conserva las características de la versión tradicional, permite que los niños puedan entablar una comunicación con cualquier persona que esté dentro del círculo de amistades de sus progenitores o recibir peticiones, siempre y cuando previamente los mismos padres lo autoricen. La idea es que los pequeños puedan hablar con amigos y familiares, más no con extraños.

Con esta innovación, Facebook espera dar solución a la preocupación de muchas familias con respecto a la seguridad cuando los niños piden estar conectados mediante las redes sociales.

Cómo funciona

La aplicación no necesita de una cuenta en la plataforma, sino de una cuenta en la propia app. Por lo que no será obligatoria otra clase de registro. Cualquier cuenta de este tipo tiene que estar asociada a la de un adulto, que se supone debería ser la de los padres.

Como los amigos del adulto son los que verán el perfil del chat del niño, son quienes podrían enviar solicitudes de amistad a nombre propio o por parte de las cuentas vinculadas de sus hijos. Sin embargo solo los padres tendrán la potestad de aceptar o rechazar dichas peticiones.

Lo que quiere Facebook es que los niños puedan tener una experiencia divertida libre de peligros, intercambiando textos, fotos o haciendo videollamadas con máscaras y filtros, para que los padres puedan estar tranquilos. Por ahora, la aplicación podrá instalarse de forma independiente en tablet y teléfonos inteligentes únicamente en los Estados Unidos, pero tienen planes para expandirse.

Controles para los padres

El servicio se ha valido de algunas condiciones que nombraremos a continuación, para garantizarles a los padres que los pequeños no corren peligro mientras están chateando.

  • El servicio no admite que los niños añadan sus propios amigos ni que borren mensajes, solamente los padres pueden hacerlo.
  • Si los pequeños bloquean o denuncian una cuenta sus padres estarán al tanto. De hecho ellos mismo pueden hacerlo en representación de sus hijos. Lo que no podrán hacer es ver el contenido de sus conversaciones.
  • Además posee un software que ubica contenidos no aptos y no permite compartirlos en la aplicación.
  • Asegura que la información reunida no será utilizada con un propósito comercial relacionada con los contactos autorizados.
  • Refiere que fue diseñada por un grupo de padres y expertos en el área infantil, y que fue probada con pequeños a partir de los 6 años.

Pasos para poder usarla

Es necesario seguir los pasos descritos a continuación para utilizar la aplicación:

  • Los padres tienen que descargar la aplicación desde la App Store.
  • Una vez instalada, se pasará a iniciar sesión en el dispositivo del niño para crear una cuenta con su nombre.
  • Para aprobar los contactos para el menor, los padres deberán acceder al panel de control de Kids desde su propia app de Facebook, haciendo clic en “Más” en la esquina inferior derecha y pulsando “Messenger Kids” en la sección “Explorar”.

Pese a las buenas intenciones que al parecer tiene Facebook con esta aplicación, muchas personas se han manifestado en contra, alegando que en este caso la red social se ha excedido, teniendo como verdadero propósito afianzar a estas nuevas generaciones antes de que cuenten si quiera con la edad para entender las redes sociales o puedan abrirse una cuenta propia.

Otros afirman que se trata de una estrategia para quitar del paso a los futuros usuarios de otras aplicaciones consideradas como competencias, entre ellas Snapchat. Mientras que sus defensores dicen que la aplicación impulsará el desarrollo comunicativo de los niños que están aprendiendo a interactuar de forma digital con sus padres, amigos u otros familiares, siendo esta una forma de expresión.

Acá los padres serán el escudo, por llamarlo de algún modo, de las relaciones que establezcan sus hijos mediante esta herramienta, que comenzó a gestarse hace 18 meses procurando tener en su haber todas las garantías.

En esta era de la digitalización cada día es mayor la cantidad de niños que tienen acceso a diversos dispositivos tecnológicos como tablet, teléfonos inteligentes y computadoras. Lo que representa un aspecto positivo si se usa como instrumento para el aprendizaje. Sin embargo esto también se puede transformar en una vía hacia potenciales peligros.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *