Cuando tenemos que hacer una mudanza: ¿Mejor embalar nosotros o se lo dejamos a la empresa de mudanzas?

El proceso de mudanza representa un antes y un después en nuestras vidas. Tras acostumbrarnos a permanecer mucho tiempo en un lugar, sea éste un negocio o una vivienda, desarrollamos un apego que deriva en nostalgia. Muchas razones podemos tener para nuestro traslado, pero independientemente de ello, hay que planificar el proceso.

 

La empresa o nosotros ¿quién es mejor para embalar?

 

Muchas cosas pueden influir en nuestra decisión de dejar nuestro traslado en manos de una compañía especializada. Lo principal es el presupuesto, pero  ¿tenemos capital para movilizar nuestras cosas? Es posible que una persona se mude para hallar mejores oportunidades de trabajo, lo cual quiere decir que, estamos invirtiendo dinero en una vida mejor. Sin embargo, a veces nos mudamos por otros motivos menos amigables.

Lo importante es tomar en cuenta, si tenemos el dinero necesario, que quienes trabajan en mudanzas son profesionales capaces de hacer rápidamente el embalaje, de forma mecánica, ya que es una labor que realizan día a día. Ellos también tienen la experiencia necesaria para evitar accidentes, como las rayas en las paredes, o la rotura de costosas vajillas.

La opción mixta puede ser mejor

 

A pesar del profesionalismo de una compañía especializada, a veces es bueno encargarse directamente de algunas actividades. Por ello, es necesario plantearse lo siguiente: ¿Debemos hacer embalaje con esas cosas que tenemos acumulada y que seguramente estorbarán en nuestro nuevo hogar u oficina? ¿Estamos seguros de querer dejar en manos de otras personas objetos muy personales? Esto último es importante, puesto a que se sale de nuestra zona de confort, nos afecta si somos celosos de nuestra privacidad.

 

Somos nosotros quienes debemos hacer el inventario de una mudanza, además tenemos que clasificar los objetos que nos interesa trasladar, podemos incluso hacer una lista en papel, transcribirla en una computadora, e imprimir varias copias, así como también es necesario ahorrar más dinero si decidimos comprar cajas, plástico con burbuja o cinta adhesiva y empacar por nuestra cuenta.

 

Pero quizá lo mejor es supervisar a los profesionales que siguen nuestras indicaciones y se encargan de hacer el embalaje.

 

La mudanza: un proceso conjunto

 

Si quieres hacer una mudanza y dispones del capital suficiente para pagar un buen servicio, no lo pienses mucho contrata una empresa de mudanzas como mudanzasandalucia.es. Quizás encargándote tú mismo de todo el proceso podrás ahorrar dinero y también tiempo, pues, mientras otras personas se encargan de hacer el traslado, también puedes hacer trámites burocráticos. Si vives en edificio, te conviene averiguar si se pueden subir muebles a través del ascensor. En algunas zonas residenciales solicitan una lista de objetos ingresadas en mudanzas.

 

En definitiva, lo importante es saber que a pesar de que cuentes con la ayuda de profesionales, la mudanza es un proceso conjunto, donde lo más conveniente es dejar el trabajo pesado a trabajadores especializados, mientras te encargas de inventariar muebles o solicitar permisos residenciales, por ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *